Dispara Margot, Dispara EXA FM 104.9

jueves, 8 de diciembre de 2011

Problemas en la empresa ¿Me van a despedir?

Muchas veces vivimos en la incertidumbre de no saber cuánto tiempo estaremos en una empresa, y no precisamente por nuestras metas a futuro u ofertas que tengamos.



Puede ser que el lugar en el que trabajamos esté pasando un momento difícil, ya sean circunstancias internas o externas debido a la situación que se vive en el país. Pero ¿tienes que estar nervioso porque te despidan? ¿Sabes qué hacer para estar seguro en tu puesto dentro de la organización?

Lo primordial es no dar motivos a tus superiores para que duden de tu trabajo y te despidan. Tienen que ver que eres esencial dentro de la empresa, y tu trabajo es siempre mostrar los buenos resultados que has tenido y cómo puedes hacer crecer a tu área y por ende a toda la organización.

Es cierto, ser despedido de una empresa en la que se ha trabajado por mucho tiempo es un hecho bastante desafortunado, pero pensar en si nos despedirán o no, es un desgaste emocional ya que implica estar preocupados por la mala situación de la empresa y esto mismo te llevará a ser menos productivo.

Si sabes que la situación es difícil, lo más recomendable es seguir haciendo tu trabajo de manera natural y dejar abiertas las posibilidades a diferentes ofertas, actualizar tu currículum y ver diferentes opciones para que en un momento dado, no te quedes sin empleo.

“Para evitar quedar en la mira al haber recortes, debes de buscar la manera de que tus jefes se fijen en ti, ya sea por tus habilidades en tu trabajo, el aporte que tienes en otras áreas dentro de la empresa o el apoyo que brindas a los demás, siempre busca destacar ante todo y ser una persona proactiva que de resultados”, señala Margarita Chico, Directora General de Trabajando.com México.

Pero existen otras maneras de dejar una empresa:

Si esto se debe a una jubilación, mutuo acuerdo, retiro voluntario del empleado, entre otras, según el artículo 5 de la Ley Federal del Trabajo, el trabajador tendrá derecho a una remuneración equivalente a la cantidad de años en que ha trabajado para la empresa.

Por ello, siempre debes de estar bien informado sin importar la situación de la empresa, ya que nunca sabes que oportunidades se te presentarán a lo largo de tu trayectoria profesional.

“En tiempos como los que ahora vivimos es indispensable tener paciencia y aprender a identificar en qué momento es correcto renunciar, no dejarnos llevar por un impulso y tener siempre a la mano diferentes opciones que nos puedan ayudar para no quedarnos sin trabajo. Si estamos en una situación de despido, sin duda alguna debemos de buscar alternativas de trabajo que impliquen mejoras en nuestro crecimiento profesional o alguna actividad que nos permita desarrollar más nuestros conocimientos”; finalizó Chico.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Razones para no tener pareja

Nos han enseñado que tener a alguien al lado es lo ''normal'' o lo ''ideal''; sin embargo, hay muchas razones por las que estar soltero no está nada mal.

Dicen que el hombre (entiéndase humanidad) es un animal social, ok, lo entendemos; pero eso de que para ser felices hombres y mujeres TIENEN QUE vivir en pareja está muy raro. Nosotros nos pusimos nostálgicos de nuestra soltería y reflexionamos acerca de las cosas que más disfrutamos/extrañamos de andar solos por la vida.
Cuando estás soltero...
1- No te preocupas por tu ropa para dormir: ¿mameluco? ¿pijama?, ¿playeras roídas?, ¿hacerlo desnudo?
2- No tienes que rasurarte y pasar por el oso de que te descubran los piquitos. Tal parece que andar con alguien implica echar pasión y tener el compromiso de por vida de estar perfectamente liso.
3- Puedes coquetear con quien quieras y cuando quieras. La emoción de la primera cita es irremplazable.
4- Eres libre de ligar por Facebook sin tener el letrero: “En una relación”. Estas advertencias eliminan a los pocos fans que te quedaban.
5- Puedes usar tu tiempo al 100%, no tienes que consultar nada con nadie, ni inventar pretextos para tener un fin de semana sólo para ti.
6- No hay que ir a comidas familiares o asistir a compromisos que no sean tuyos. No hay nada peor que aguantar amistades ajenas y desagradables.
7- Puedes decorar tu casa sin consultar con nadie. Es horrible tener cosas en tu recámara que no te gustan.
8- Tu sazón no entra en tela de juicio; además, cocinar para uno siempre es más fácil que para dos. Tú sabes lo que te gusta: condimentado o no.
9- Estás en todo tu derecho de planear tus viajes y fines de año sin consultar a nadie. ¿Por qué pasar el año nuevo en un lugar que odias sólo por estar a su lado?
10- Eres el dueño del control remoto. En la televisión verás única y exclusivamente lo que tú quieras. 
11- Sientes emoción por tu vida amorosa. ¿Qué tal esa incertidumbre de no saber quién llegará a tu vida, de no saber qué pasará después?
12- No tienes que aguantarte un eructo o un gasecito. Hay quienes tienen la confianza para hacerlo, pero no está bien tenerlas tan así, ¿o sí?
13- Dispones de tu dinero por completo. Es una friega tener que comprar regalitos constantemente y andar invitándolo/a a todo lo que le haga ilusión. 
14- No tienes que hacer tuyos problemas ajenos, ya es suficiente con los propios.
15- No le dices adiós al auto-toqueteo; tengas la cantidad de sexo que tengas, no es lo mismo.
16- Eres libre de celos. Es tan desgastante sentir ese tipo de emociones y tener que controlarlas… ufff.
17- Puedes ir al cine sin tener que consultar qué película ver, qué palomitas comprar, si entrar al VIP o al normal... Qué flojera decir para todo: “lo que tú quieras mi amor”
18- No tienes que estar protegiendo ni persiguiendo a nadie. El trabajo de guardaespaldas es exclusivo de los judiciales, ¿ok?
19- Dejas de preocuparte por el recibo del teléfono. La cuenta de tu celular siempre será menor cuando estás soltero.
20- Desapareces la palabra "suegra" de tu vocabulario... Bueno, sólo la puedes usar para asustar en Halloween.
21- Puedes disfrutar el porno –y reconocer con orgullo que es tu placer culposo–.