Dispara Margot, Dispara EXA FM 104.9

jueves, 30 de abril de 2009

FELIZ DIA DEL NIÑO....

domingo, 26 de abril de 2009

Datos importantes sobre la influenza porcina (gripe porcina)



¿Qué es la influenza porcina?La influenza porcina (gripe porcina) es una enfermedad respiratoria de los cerdos causada por el virus de la influenza tipo A, el cual provoca brotes comunes de influenza entre estos animales. Los virus de la influenza porcina enferman gravemente a los cerdos pero las tasas de mortalidad son bajas. Estos virus pueden propagarse entre los cerdos durante todo el año, pero la mayoría de los brotes infecciosos ocurren en los meses finales del otoño e invierno, al igual que los brotes en las personas. El virus de la influenza porcina clásico (virus de la influenza H1N1 tipo A) fue aislado por primera vez de un cerdo en 1930.
¿Cuántos virus de la influenza porcina hay?Al igual que todos los virus de la influenza, los virus de la influenza porcina cambian de manera constante. Los cerdos pueden estar infectados por los virus de la influenza aviar y humana, así como también por los virus de la influenza porcina. Cuando los virus de la influenza de otras especies infectan a los cerdos, los virus pueden reagruparse (es decir cambiar sus genes) y pueden surgir nuevos virus de la mezcla de los virus de la gripe porcina con los de la gripe humana o aviar. A través de los años, han surgido diferentes variaciones de los virus de la influenza porcina. En la actualidad, hay cuatro subtipos principales del virus de la influenza tipo A aislados de cerdos: H1N1, H1N2, H3N2 y H3N1. Sin embargo, la mayoría de los virus de la influenza aislados recientemente de cerdos han sido los virus H1N1.
Influenza porcina en seres humanos
¿Los seres humanos pueden contagiarse de influenza porcina?Los virus de la influenza porcina por lo general no infectan a los seres humanos. Sin embargo, han ocurrido casos esporádicos de infecciones de influenza porcina en seres humanos. Por lo general, estos casos se presentan en personas que tienen exposición directa a los cerdos (es decir, niños que se acercan a los cerdos en ferias o trabajadores de la industria porcina). Además, ha habido algunos casos documentados de personas que han contagiado el virus de la influenza porcina a otras. Por ejemplo, en 1988, un presunto brote infeccioso de influenza porcina en cerdos en Wisconsin causó múltiples infecciones en seres humanos y, aunque no ocurrió un brote en la comunidad, se identificaron anticuerpos que comprobaron la transmisión del virus de un paciente a personal de atención médica que habían tenido contacto cercano con él.
¿Con qué frecuencia se registran infecciones de influenza porcina en seres humanos?En el pasado, los CDC recibían notificaciones de aproximadamente un caso de infección por el virus de la influenza porcina en seres humanos cada uno o dos años en los Estados Unidos; sin embargo, de diciembre del 2005 a febrero del 2009 se han reportado 12 casos de infecciones por influenza porcina en personas.
¿Cuáles son los síntomas de la influenza porcina en los seres humanos?Los síntomas de la influenza porcina en las personas son similares a los de la influenza estacional común en seres humanos y entre estos se incluyen fiebre, letargo, falta de apetito y tos. Algunas personas con influenza porcina han reportado también secreciones nasales, dolor de garganta, náuseas, vómitos y diarrea.
¿Las personas pueden contraer influenza porcina por comer carne de cerdo?No. Los virus de la influenza porcina no se transmiten por los alimentos. Usted no puede contraer influenza porcina por comer carne de cerdo o sus productos derivados. No hay riesgos si se come carne de cerdo y sus derivados que han sido manipulados y cocinados de manera adecuada. Si se cocina la carne de cerdo a una temperatura interna de aproximadamente 71° C (160° F), se eliminan los virus de la influenza porcina, como también otras bacterias y virus.
¿Cómo se propaga la influenza porcina?Los virus de la influenza se pueden transmitir directamente de los cerdos a las personas y de las personas a los cerdos. Las infecciones en seres humanos por los virus de la influenza provenientes de los cerdos tienen más probabilidad de ocurrir en las personas que están en contacto cercano con cerdos infectados, como las que trabajan en criaderos de cerdos y las que participan en las casetas de cerdos en las ferias de exhibiciones de animales de cría. La transmisión de la influenza porcina de persona a persona también puede ocurrir. Se cree que esta transmisión es igual a la de la influenza estacional en las personas, es decir principalmente de persona a persona cuando las personas infectadas por el virus de la influenza tosen o estornudan. Las personas pueden infectarse al tocar algo que tenga el virus de la influenza y luego llevarse las manos a la boca o la nariz.
¿Qué información tenemos sobre la transmisión de la influenza porcina de persona a persona?En septiembre de 1988, una mujer embarazada sana de 32 años de edad fue hospitalizada por pulmonía y falleció 8 días después. El virus de la influenza porcina H1N1 fue detectado. Cuatro días antes de enfermarse, la paciente había visitado una exhibición de cerdos en una feria del condado donde se registraba una enfermedad seudogripal generalizada entre los cerdos.En estudios de seguimiento, el 76% de los expositores de cerdos a los cuales se les realizaron pruebas presentaron anticuerpos que comprobaron infección por influenza porcina, aunque en este grupo no se detectaron enfermedades graves. Estudios adicionales indicaron que de uno a tres empleados del personal de atención médica que habían tenido contacto con la paciente presentaron enfermedad seudogripal leve y anticuerpos contra la infección de la influenza porcina.
¿Cómo se diagnostican las infecciones por influenza porcina en seres humanos?Para diagnosticar una infección por influenza porcina tipo A, por lo general se debe recoger una muestra de secreción del aparato respiratorio entre los primeros 4 a 5 días de aparecida la enfermedad (cuando una persona infectada tiene más probabilidad de diseminar el virus). Sin embargo, algunas personas, especialmente los niños, pueden propagar el virus durante 10 días o más. Para la identificación del virus de la influenza porcina tipo A es necesario enviar la muestra a los CDC para que se realicen pruebas de laboratorios.
¿Qué medicamentos existen para tratar a las personas con infecciones por influenza porcina?Existen cuatro medicamentos antivirales diferentes que están autorizados en los Estados Unidos para el tratamiento de la influenza: amantadina, rimantadina, oseltamivir y zanamivir. Aunque la mayoría de los virus de la influenza porcina han sido sensibles a los cuatro tipos de medicamentos, los siete virus más recientes de la influenza porcina asilados de personas son resistentes a la amantadina y la rimantadina. En la actualidad, los CDC recomiendan el uso de oseltamivir o zanamivir para la prevención y el tratamiento de la infección por los virus de la influenza porcina. Puede encontrar más información sobre las recomendaciones para el tratamiento en el sitio http://www.cdc.gov/swineflu/espanol/recomendaciones.htm.
¿Qué otros casos de brotes de influenza porcina hay?Probablemente el caso más conocido sea el brote de influenza porcina entre los soldados de Fort Dix, Nueva Jersey, en 1976 . Este virus causó pulmonía, demostrada mediante radiografías, a por lo menos 4 soldados y 1 muerte; todos estos pacientes anteriormente gozaban de buena salud. El virus se transmitió a contactos cercanos en un ambiente de entrenamiento básico, y no ocurrió transmisión afuera del grupo de entrenamiento básico. Se cree que el virus permaneció en ese lugar un mes y desapareció. Se desconocen la fuente del virus, la fecha exacta de su ingreso a Fort Dix, los factores que limitaron su transmisión y su duración. El brote de Fort Dix pudo haber sido causado por el ingreso de un virus de un animal a una población humana bajo estrés en contacto cercano con instalaciones saturadas de gente y durante el invierno. El virus de la influenza porcina tipo A recogido de un soldado de Fort Dix fue bautizado A/New Jersey/76 (Hsw1N1).¿El virus de la influenza porcina H1N1 es igual a los virus H1N1 de la influenza en seres humanos?No. Los virus de la influenza porcina H1N1 son antigénicamente muy diferentes de los virus H1N1 de los seres humanos, por consiguiente las vacunas de la influenza estacional para las personas no proporcionan protección contra los virus de la influenza porcina H1N1.
Influenza porcina en cerdos
¿Cómo se propaga la influenza porcina entre los cerdos? Se cree que los virus de la influenza porcina se transmiten principalmente mediante el contacto cercano entre cerdos y posiblemente mediante objetos contaminados que se mueven entre los cerdos infectados y sanos. Las manadas de cerdos con continuas infecciones de influenza porcina y las manadas que son vacunadas contra esta enfermedad pueden enfermarse de manera esporádica, pueden ser asintomáticas o solo presentar síntomas leves de la infección.
¿Cuáles son los signos de la influenza porcina en los cerdos? Los signos de la influenza porcina puede ser la aparición súbita de fiebre, depresión, tos (gruñido), secreciones de la nariz y los ojos, estornudos, dificultad para respirar, enrojecimiento o inflamación de ojos y pérdida del interés en la comida.
¿Qué tan frecuente es la influenza porcina entre los cerdos? Los virus de la influenza porcina H1N1 y H3N2 son endémicos entre las poblaciones de cerdos en los Estados Unidos y es una situación que la industria aborda de manera habitual. Los brotes entre los cerdos se presentan por lo general en los meses de temperaturas frías (finales del otoño y el invierno) y a veces con el ingreso de nuevos cerdos a manadas vulnerables. Los estudios han demostrado que la influenza porcina H1N1 es común entre las poblaciones de cerdos de todo el mundo y que un 25 por ciento de los animales presentan evidencia de anticuerpos de la infección. Los estudios en los Estados Unidos han demostrado que el 30 por ciento de la población de los cerdos sometidos a pruebas han presentado evidencia de anticuerpos por la infección H1N1. Para ser más precisos, se ha comprobado la presencia de los anticuerpos de la infección H1N1 en el 51 por ciento de los cerdos en el norte de la región central de los Estados Unidos. Las infecciones en las personas por los virus H1N1 de la influenza porcina son poco comunes. En la actualidad, no hay forma de diferenciar en los cerdos los anticuerpos producidos en reacción a la vacunación de los anticuerpos generados ante las infecciones por influenza porcina H1N1.
Aunque los virus de la influenza porcina H1N1 se han encontrado en las poblaciones de cerdos desde por lo menos 1930, los virus de la influenza porcina H3N2 no comenzaron a presentarse entre los cerdos en los Estados Unidos hasta 1998. Los virus H3N2 inicialmente ingresaron a las poblaciones de cerdos por los humanos. Los virus actuales de la influenza porcina H3N2 están estrechamente asociados a los virus H3N2 de los seres humanos.¿Hay alguna vacuna para la influenza porcina? Existen vacunas que se administran a los cerdos para la prevención de la influenza porcina. Sin embargo, no hay una vacuna para proteger a las personas contra la influenza porcina. Es posible que la vacuna contra la influenza estacional proporcione protección parcial contra los virus H3N2, pero no contra los virus H1N1 de la influenza porcina.
Enlaces relacionados
INFLUENZA: Pigs, People and Public Health (Fact sheet, hoja informativa en inglés)
y para relajarce esta esto...

miércoles, 8 de abril de 2009

¿Por qué no consigo trabajo?

Responder la pregunta es más que señalar tus defectos, es asegurarte de utilizar todas tus virtudes; conoce 7 sencillas recomendaciones para hacer más fácil y efectiva tu estrategia para obtener empleo

Por: Tania M. Moreno

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión.com) — Si a pesar de tus muchos intentos por encontrar un nuevo trabajo no has tenido éxito, es hora de responder la pregunta del millón: ¿por qué no consigo empleo?
Las razones pueden ser muchas, principalmente la escasez de oportunidades en el mercado laboral mexicano, que reporta una tasa de desempleo de 5.3% en febrero, el nivel más alto desde el 2000, según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).
Desde octubre de 2008 a la fecha se han perdido medio millón de empleos formales en el país, medido por la cantidad de trabajadores registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que a febrero registraba 47,000 asegurados.
Ante este panorama adverso, la clave es "asegurarte de utilizar efectivamente todas tus armas, sin desperdiciar un solo disparo", afirma la asesora especializada en inserción laboral, Ana María Gueli Enríquez.
A continuación, algunas recomendaciones de los especialistas.
1. Prepara un mensaje de venta que sea corto y concreto, que cuente qué haces y para quién. Presta atención al impacto que produces cuando lo cuentas, observa cómo reacciona la gente,¿les entusiasma lo que dices y cómo lo haces? Estas señales son útiles para darte cuenta de cómo comunicas tu mensaje.
2. Prepara tu material de presentación, como currículos y cartas, no hay lugar para la improvisación. Por ejemplo, una agencia de viajes debe promocionar sus destinos, así que su follero no debe ser aburrido, te dice por qué tienes que conocer el lugar y te informan sin abrumarte, pero atraen tu atención, así debe ser tu CV.
3. Debes ampliar tu red de contactos. Mantenerla vigente no es una tarea sólo en tiempos de crisis, sino un objetivo permanente en tu vida laboral. La asesora aconseja organizar una libreta de direcciones con cumpleaños, pues mostrar interés en fechas especiales ayuda a obtener ayuda en la búsqueda, pues no sólo das señales de vida cuando necesitas ayuda.
4. Pide ayuda, hay errores en la búsqueda que puedes no ver. "Lo más fácil es culpar al reclutador o la empresa, pero ya que el mercado se mueve constantemente, es necesario detectar fallas a través de la experiencia propia y la de otros", dice Gueli. Asegúrate de buscar en el lugar adecuado y sé perseverante.
5. No dejes de capacitarte, toma cursos o seminarios cortos, hay muchas ofertas gratuitas o de poco costo, la variedad de capacitación es muy amplia y a lo largo de tu carrera laboral los harás en función de tus posibilidades horarias y económicas. La directora general de Manpower México y Centroamérica, Mónica Flores, señala que no es recomendable hacer sólo los de tu especialidad: negociación, oratoria, ventas, idiomas, ya están presentes en todas las áreas laborales.
6. No tengas miedo, sobre todo en tiempos de crisis, se vale intentar nuevas estrategias de búsqueda, "hay que salir de la zona de confort e intentar nuevos caminos, la búsqueda tiene muchas puertas de entrada con distintos porcentajes de éxito", asegura la directora general de Hewitt México, Rosa María Farell.
7. Usa la tecnología en tu favor, la firma de reclutamiento online Bumeran.com México recomienda armar tu propio Newsgroup en Internet y usar el mail como herramienta. En esta comunidad puedes incluir desde gente de la escuela de tus hijos hasta ex compañeros de trabajo y la universidad, el punto es mantenerse en contacto compartiendo necesidades, tips para mejorar la búsqueda laboral y posibles ofertas de trabajo.

jueves, 2 de abril de 2009

CORAZON ROTO...




Hace algunos meses la comunidad científica reconoció que sí es posible morir de desolación a causa de un corazón roto.


Los científicos creen que el llamado síndrome de corazón roto es un trastorno provocado por un evento estresante o sumamente emocional, como la pérdida de un ser querido.
Ahora, investigadores en Estados Unidos dicen haber descubierto una forma de reparar estos corazones rotos, y evitar la muerte a causa de ellos.

Todavía no se sabe con claridad cuál es el proceso que provoca el síndrome, conocido médicamente como cardiomiopatía de Takotsubo.

Aunque los síntomas son muy similares a los de un ataque cardiaco, como dolor en pecho y dificultad para respirar, el síndrome de corazón roto parece ser temporal y completamente reversible, cuando se logra tratar de inmediato.

Según los científicos, que publican la nueva investigación en American Journal of Cardioloy (Revista Estadounidense de Cardiología), el trastorno quizás es provocado por un aumento en el nivel de hormonas relacionadas al estrés.

Tratamiento estándar
Los investigadores estudiaron a 70 pacientes diagnosticados con el síndrome entre 2004 y 2008 en dos hospitales en Rhode Island.

El 65% de los pacientes, casi todas mujeres posmenopáusicas, habían experimentado un evento muy estresante físico o emocional antes de llegar al hospital y mostraban síntomas de infarto.
El 20% estaba en estado grave y requirió tratamiento de emergencia para mantenerlos vivos.
Seis de los pacientes fueron sometidos a desfibrinación y cardioversión de emergencia.
La mayoría recibieron un tratamiento de aspirina o fármacos para el corazón como betabloqueadores, inhibidores de la ACE o estatinas durante su estancia en el hospital.
Todos los pacientes sobrevivieron las primeras 48 horas y lograron una total recuperación.
"Para los cardiólogos y médicos de la sala de emergencias puede ser difícil diagnosticar y tratar a estos pacientes", afirma el doctor Richard Regnante, uno de los autores del estudio.
Para curar un corazón roto

"Por eso es necesario entender mejor el proceso de la enfermedad para poder desarrollar tratamientos más efectivos y estrategias a corto y largo plazo", agrega.
Al estudiar a los pacientes, los científicos descubrieron que la mayoría había sufrido eventos emocionales como malas noticias familiares, una pelea doméstica, enfermedad física grave o un accidente automovilístico.

Durante los siguientes cuatro años, desde el punto de vista cardiaco, la mayoría de los pacientes se recuperó y sólo dos experimentaron una recurrencia del síndrome.
Patrón estacional

Los investigadores descubrieron también que, a diferencia de los ataques cardíacos que suelen ocurrir en invierno, el síndrome de corazón roto suele darse en los meses de primavera y verano.
Según el doctor Regnante, este patrón estacional podría ayudar a entender mejor el trastorno.
"Se cree que el síndrome es simplemente una forma de ataque cardíaco que 'se aborta' en las primeras etapas y por lo tanto no deja daño permanente en el músculo", dice el científico.
"También se piensa que el síndrome no tiene nada que ver con las arterias coronarias y es un problema relacionado al músculo cardiaco".

"Debido a que el patrón estacional que observamos es el opuesto a lo que vemos con pacientes de infarto, nuestro estudio sugiere que esta última teoría podría ser la correcta", afirma el investigador.

El cardiólogo cree que el estudio podría ayudar a los especialistas a controlar mejor a los pacientes que llegar al hospital con el trastorno.

Y aunque todavía hace falta mucho por entender sobre el síndrome, lo que es claro, dice el investigador, es que no es un trastorno fatal siempre y cuando se apoye al paciente con medicamento, respiradores y desfibrinadores en las primeras 48 horas del trastorno.
Nota publicada en el periodico "El Universal"